Descubre Los 12 Trucos Más Eficaces Para Limpiar Tus Joyas En Casa

Desde aretes de plata hasta collares de oro con gemas, llega un momento en la vida de cada pieza de joyería cuando necesitan un poco de retoque o brillo. Gracias a nuestros aceites corporales, productos de baño y belleza, y otras sustancias, los accesorios de moda pueden perder parte de su apariencia ganadora. Cuando necesite mejorar la apariencia de sus piezas, familiarícese con la comodidad de los remedios caseros para la limpieza de joyas.

Si desea que sus accesorios favoritos duren mucho tiempo, debe tenerse cuidado para asegurarse de que los elementos no absorben la vida de sus piezas. No necesita buscar un limpiador lujoso cuando tenga algunos de los siguientes remedios caseros para limpiar joyas al alcance de su mano:

a) Ketchup:
Meta sus joyas de plata en un recipiente pequeño lleno de ketchup para tratar una apariencia empañada. Deje las piezas por un par de minutos antes de usar un cepillo de dientes viejo para frotar alrededor de la superficie. No te olvides de abordar todas las grietas. Luego, enjuague las piezas limpias y secas antes de usarlas.

b) Cerveza:
Frote en una pequeña cantidad de cerveza (no la variedad de cerveza oscura) a través de sus joyas de oro para pulir. Con un paño suave, frote suavemente el líquido sobre la superficie. Seque con un paño limpio. No use este remedio en joyas con gemas.

c) Bicarbonato de sodio:
Deshágase de empañar las joyas de plata agregando dos cucharadas de agua a ¼ de taza de bicarbonato de sodio para hacer una pasta limpiadora. Use una esponja húmeda para aplicar la pasta. Frote suavemente y limpio, y luego enjuague antes de pulir en seco.

d) Alka Seltzer:
Para renovar el disfraz de aspecto aburrido o las joyas de bajo costo, deje caer sus piezas en un vaso de Alka-Seltzer humeante durante unos minutos. A medida que retira las piezas, tenga en cuenta la mejora del brillo y la chispa.

e) Papel de aluminio:
Cubra un recipiente pequeño con papel de aluminio y llénelo con agua caliente. Agregue una cucharada de detergente para lavar en polvo (sin blanqueador) al recipiente. Coloque las joyas en la solución y déjelas en remojo durante un minuto. Enjuague bien y seque al aire. Este remedio aprovecha un proceso químico llamado intercambio iónico, que funciona de maravillas en las joyas de plata.

f) Tabletas de dentadura:
Agregue una tableta de dentadura a un vaso con una taza de agua. Agregue sus anillos de diamantes, aretes y otras piezas al líquido, y déjelas por un par de minutos. Una vez que la sacas de la solución, se revela una pieza rejuvenecida y brillante.

g) Vinagre:
Una mezcla de ½ taza de vinagre blanco y dos cucharadas de bicarbonato de sodio se puede utilizar para renovar las baratijas de plata de aspecto aburrido. Deje que la pasta permanezca en las piezas para obtener una mezcla de ½ taza de vinagre blanco y dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Use un paño suave para secar completamente la pieza antes de usarla o guardarla.

h) Amoníaco:
Ilumina tus joyas de oro y plata sumergiéndote en una solución de ½ taza de amoniaco claro y una taza de agua tibia. Deje actuar durante 10 minutos y luego limpie suavemente con un paño suave. Deje secar antes de usar o almacenar. No use este remedio en piezas con perlas.

i) Bicarbonato y vinagre:
Para pulir joyas de oro, cubra con una capa ligera de bicarbonato de sodio y luego vierta una pequeña cantidad de vinagre sobre él. Enjuague la pieza limpia. No use esta técnica en joyas con perlas o piedras preciosas, ya que puede soltar el pegamento y dañar el acabado.

j) Limpiador de ventanas:
El limpiador de ventanas puede agregar brillo a las piedras preciosas de metal y cristalinas (como diamantes y rubíes). Simplemente rocíe y use un cepillo de dientes viejo para limpiar. No use este remedio en piedras opacas u orgánicas, como perlas, coral, ópalo y turquesa.

k) Club Soda:
Una noche de inmersión en un vaso de soda de club hará brillar sus gemas preciosas (como diamantes, rubíes, zafiros y esmeraldas).

l) Pasta de dientes:
Use un cepillo de dientes viejo para frotar una pequeña cantidad de pasta de dientes blanca (la clase sin gel) para agregar brillo a un anillo de diamantes. Para eliminar cualquier residuo persistente, use un paño húmedo.

m) Bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno:
Una pasta hecha de bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno se puede utilizar para limpiar y hacer brillar joyas de oro y plata. Frote suavemente para eliminar la suciedad, la suciedad y los aceites corporales.