La Señorita Laura Muerde La Mano de Mamá Televisa... ¡Que Pase La Desgraciada!

Uh, pues cómo ven que aún siendo que Televisa fue la que le dio albergue (profesionalmente hablando) cuando se lanzó a vivir a México porque su carrera en su país estaba de la rechin (y otras dos o tres razones que no viene al caso mencionar)… la Doña Laura Bozzo, alias La Señorita Laura, tremendamente corriente y fea mujer, ahora sale y le muerde la mano a su madre adoptiva.

Supuestamente en resultado de la cancelación del próximo programa que La Bozzo iba a tener en Televisa, que a su vez es resultado de la vetada y amenaza de expulsión definitiva (lease contrato roto y aventado al caño) por parte de Doña Telerisa a quien nadie le juega chueco y mucho menos alguien que esté recibiendo su cheque con el conocido sellito de la poderosa televisora mexicana. (No se cuente entre estos a los que ya de por sí trabajan por fuera y no dependen de la compañía, a esos los demandan porque no los pueden correr, claro… dicho esto por aquellito de la Kate).

Doña Laura Bozzo amenazó con toda la pequeña boca que se carga, con aventar al público los expuestos huesitos de la empresa, pisotear su nombre y el nombre de los que la manejan, eh… de algunos pues, no todos, tampoco hay que exagerar. ¡Se van a arrepentir desgraciadoooos!, fueron las palabras que de “esto no se acaba aquí” profirió la susodicha ama de las polladas y los carritos sanwicheros. Y aunque del dicho al hecho hay mucho trecho, pues cuidado con esta señora amigos Telewilos, ya que es bien sabido que las feas no tienen sentimientos.

O sea Laurita, te quieren dar tu libertad para que lleves a cabo nuevos proyectos y de paso vayas a chatuma (bello lugar en el sur de la…). No hay que ser malagradecidos, y recuerda que el muerto y el arrimado, a los tres días apestan. Y pues la realidad es que tú ya apestabas desde que llegaste, a ver niégalo. Además, si aguantas vara igual hasta te dan tu re-contratada luego de un tiempito y hasta con bienvenida en horario estelar. Si ya sabes que así se las gastan, ¿o qué no?

Ah, qué nostalgia… esto me trajo tantos recuerdos (suspiro), ¿quién no se acuerda de los “Total makeovers” que les hacía a sus compatriotas más “jodidas”?, no más que ella, claro; que hay que tomar en cuenta que la señora pasaba por maquillaje y retoques, (léase hojalatería y pintura), antes de salir a escena y aún así era el escalofrío total. Qué amoladas les ponía a esas pobres mujeres, quedaban peor pero mucho peor, pasaban de vieja jodida fea a piruja jodida fea en cosa de nada (magia pura). Y los pobres hombres y mujeres atorados por sus camaritas escondidas. Qué fea mujer, de verdad, qué fea mujer…

Leave a Reply